Crecer en la era de las redes sociales

INTERÉS GENERAL 11 de marzo de 2019 Por Más Voces
Según una encuesta, tienen encendido el celular 24 horas y solo el 3% admite no estar pendiente del dispositivo.
RedesSociales-Niños

El smartphone es la tecnología más valorada por los adolescentes, los nacidos entre 1994 y 2010. 9 de cada 10 argentinos entre 10 y 19  años revisan tantas veces su celular que nada cambió desde la última vez que lo vieron. Es algo así como mirar el teléfono, chequear redes sociales y chats, apagarlo. Volver a encenderlo en menos de un minuto, o tal vez un rato más, pero encontrarse con los mismos posteos, los mismos chats. Nada cambió pero el smartphone se volverá a prender en otros próximos minutos. En loop, como un Boomerang en Instagram. 

Solo un 3% de chicos asegura no estar muy pendiente de su teléfono. El 60% dice que le pasa siempre o muy frecuentemente. Son datos de una encuesta a 2.500 centennials (55% hombres y 45% mujeres), realizada en el marco de la campaña Phone Life Balance (sobre el uso saludable del celular) de Motorola, publicado por el portal Infobae. 

Roxana Morduchowicz, doctora en comunicación, especialista en cultura juvenil y consultora de Unesco, asegura que el tiempo de exposición a las pantallas es un tema de preocupación para los adultos. "No queremos que monopolicen el tiempo de ocio, tienen que estar en contacto con otros bienes culturales o industrias, para tener otra experiencia. Esto va a fortalecer el capital cultural de los chicos. Si solo miran pantallas, su capital cultural se empobrece". Por eso, siempre aparece el consejo de salir del hogar, el espacio principal donde se usan las pantallas. Ir a una plaza, club, museo, centro cultural o hacer deporte, son alternativas.

"Abren todo el tiempo muchas ventanas, soportes. 1 de cada 10 chicos adolescentes hoy en la Argentina utiliza un medio de comunicación a la vez. Es el gen de lo simultáneo, la inmediatez. El gen anterior, el de los adultos, es lineal", agrega. 

"Existe el preconcepto y el prejuicio de que, por presencia de pantallas, baja el rendimiento escolar o se reprueban más exámenes", asegura Morduchowicz. Internet y la tecnología podrían potenciar el aprendizaje, señala.

El tema es cómo se usen. "¿Celular sí o no en la clase? En principio sí, pero depende, porque si es para que los chicos copien información del primer link que les aparece ante una pregunta del docente, prefiero que no lo usen. El tema no son las tecnologías, el tema son las prácticas", finaliza.


 

Más Voces

Más Voces en la actualidad fueguina. Portal de noticias.