Hernan Lacunza, el reemplazo de Dujovne

ECONOMIA 19 de agosto de 2019 Por Más Voces
El flamante ministro tendrá también como responsabilidad continuar la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esta semana, una comitiva del Fondo tenía pensado viajar a la Argentina para seguir con el seguimiento del acuerdo, del cual depende el próximo desembolso de US$5396, pautado para el 15 de septiembre.
3080585w1033

Hernán Lacunza siempre tuvo dos aspiraciones profesionales: ser ministro de Economía o presidente del Banco Central. A partir de este sábado ya cumplió con una. Después de casi cuatro años a cargo de la cartera económica de la provincia de Buenos Aires, el flamante ministro de Hacienda tendrá la difícil tarea de asumir tras una semana en la cual la moneda se devaluó 21%, dos agencias le bajaron la calificación crediticia al país y la derrota en las elecciones primarias le quitaron al Gobierno poder para fijar las expectativas y calmar a los mercados.

Lacunza nació en la Ciudad de Buenos Aires, tiene 50 años, está casado y tiene dos hijos. Estudió economía en la Universidad de Buenos Aires (UBA) e hizo su posgrado en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Su función en el sector público comenzó como director del Centro de Economía Internacional, un think tank de la Cancillería dedicado al diseño de la estrategia de inserción internacional y de promoción comercial de la Argentina, en el cual estuvo entre 2002 y principios de 2005.

Luego asumió como gerente general y economista jefe del Banco Central entre 2005 y 2010, cuando Martín Redrado era presidente. De hecho, ambos economistas se conocían de la consultora Fundación Capital, de la cual Redrado es fundador, y eran parte del equipo económico de Sergio Massa.

A partir de 2010, Lacunza se desempeñó como director de Empiria Consultores, hasta que en diciembre de 2013, Mauricio Macri, como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, lo convocó para ocupar el puesto de gerente general en el Banco Ciudad, en el cual Rogelio Frigerio, actual ministro del Interior, era presidente. Con la victoria de María Eugenia Vidal como gobernadora de la provincia de Buenos Aires, en diciembre de 2015, Lacunza pasó a ser el ministro de Economía bonaerense.

Bajo la administración de Lacunza, la Provincia de Buenos Aires tuvo tres años consecutivos de superávit primario, la diferencia que sale de comparar ingresos y gastos corrientes. El año pasado, el balance cerró con un resultado positivo de $11.000 millones y para este año se espera un nuevo superávit. Gran parte se logró tras reducir la cantidad de empleados públicos, luego de no renovar contratos y ofrecer retiros voluntarios, y, como el resto de las provincias, luego de licuar gastos con la aceleración de la inflación.

Más Voces

Más Voces en la actualidad fueguina. Portal de noticias.