La Justicia rechazó el freno al Corredor del Beagle

INTERÉS GENERAL 26 de noviembre de 2019 Por
Se rechazó el "recurso de reposición" interpuesto luego del rechazo al amparo para frenar la obra del corredor Canal Beagle que habían presentado Melella y Urquiza.
descarga (4)

El legislador Pablo Villegas explicó por Radio Nacional Ushuaia que este recurso de reposición “implica que el mismo juez que resolvió pueda resolver nuevamente el fallo, con una apelación subsidiaria en contra del rechazo a la cautelar”.

“Nosotros planteamos oportunamente que se parara la obra por un tiempo prudencial, para evitar el daño ambiental por el modo en que se está llevando adelante. Con este rechazo del recurso, queda firme la decisión del juez de rechazo a la cautelar, no al amparo en sí, que lleva un proceso bastante particular, porque se presentó hace 27 días la demanda y el amparo prevé un proceso extraordinario. Es de estilo de los juzgados provinciales, cuando se declara admisible la acción, que se cite a la demandada, en este caso el gobierno de la provincia para que eleve su opinión sobre el acto impugnado. A 27 días de la demanda no logramos que ningún juez que ha intervenido en esta causa cite al gobierno de la provincia”, cuestionó.

“Se está llevando esta causa a un proceso ordinario y no a uno extraordinario, como es el amparo. Desde el primer día se debió resolver el proveído para citar al gobierno de la provincia a que eleve el informe que prevé la ley de amparo. La justicia no lo solicitó todavía, no es que el gobierno no respondió, y nos llama mucho la atención. Es fundamental para esta acción extraordinaria”, dijo, dado que a partir de este informe se disparan los pasos para presentar prueba y resolver.

“El amparo tiene una ley y un proceso especial, los períodos de prueba son a tres días de evacuar ese informe y la sentencia se debe realizar a los tres días de haberse realizado la prueba”, precisó Villegas. 

“Si el proceso de amparo hubiera llevado un curso normal, en los primeros diez días de noviembre ya debería haber habido sentencia. No es lo que ha pasado, pero vamos a insistir y seguir trabajando en consecuencia. Se está dilatando la definición y no son los plazos que generalmente se observan en una acción extraordinaria de amparo”, aseguró.

Admitió que tiene “una mirada muy crítica de la actuación del juez, que planteó una audiencia de conciliación con sólo una de las partes y no se entiende la motivación porque tampoco lo explica. Me preocupa la conducta del juez pero personalmente no tengo pensado analizarla en otro ámbito. Lamentablemente no ha sabido ubicarse en tiempo y espacio para dar respuesta a este reclamo que tiene absoluta legitimidad, por el daño ambiental y el daño arqueológico que se está haciendo”, sostuvo.

“Queremos que la obra se lleve a cabo, que no se pierda ningún puesto de trabajo, pero que se haga en un marco de equilibrio entre el desarrollo económico y la protección de los recursos”, aclaró el legislador y, a la luz de la demora en la definición y la cercanía del cambio de mando, no habría apelación a la Cámara. Una eventual revisión tendría una sentencia posterior a la asunción de Melella, por lo cual el nuevo gobierno frenaría la obra directamente por administración. “Esa sería la primera conclusión. El juez podría ordenar de oficio medidas precautorias de acuerdo a la ley de ambiente, pero si no ha resuelto nada hasta ahora, va a ser difícil”, concluyó.

Más Voces

Más Voces en la actualidad fueguina. Portal de noticias.

Boletín de noticias