La media sanción tan buscada

OPINIÓN 14 de junio de 2018 Por
La Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a la Interrupción Voluntaria del Embarazo.
aborto

"Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir" es una consigna que se ha instalado en la agenda de los argentinos a partir de la lucha de los últimos años de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Difícilmente alguien en este país no se haya puesto a pensar e incluso debatir sobre el aborto legal, al menos en las últimas semanas.

Entre ayer y hoy, en Sesión Especial y durante más de 20 horas, los Diputados expresaron sus posturas en torno al Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Con una diferencia de ocho votos (129 a 125), la balanza terminó de inclinarse por la aprobación de la ley. Y se trató de un debate histórico, pero no por la decisión final, ni por la ajustada votación. Fue un debate histórico por lo que venía sucediendo en las calles (y en las redes sociales). Miles de argentinos estuvimos expectantes y nos posicionamos de una u otra manera. Muchos con la ilusión del color verde característico de la lucha por el aborto legal, otros tantos con la esperanza teñida de color azul con la consigna "Salvemos las 2 vidas".

En este sentido, independientemente de la postura, es valioso reconocer que los argentinos hemos sido protagonistas de un cambio de época a partir del cual personas de todas las edades, géneros, ocupaciones, partidos políticos y religiones nos hemos movido de nuestra zona de confort para discutir sobre salud sexual. De Ushuaia a La Quiaca, hemos demostrado que como sociedad podemos comprometernos, cuestionarnos e incluso proponernos caminos a seguir para transformar aquello que no nos gusta.

Un paréntesis ante tanto fervor y tanta convicción evidenciada desde ambos lados: Hace 12 años, con un Gobierno Nacional de otro color político y en otro contexto social, se promulgaba la Ley de Educación Sexual Integral n°26.150 que establecía la obligatoriedad del acceso a educación sexual integral en todas las escuelas del país. A la fecha, aún resta mucho por hacer en materia de educación sexual y salud reproductiva. Ojalá todo lo generado en el imaginario colectivo de los argentinos por estos meses, nos mueva hacia el cumplimiento de políticas públicas que garanticen espacios de contención y de decisión seguros para las mujeres. 

Resta esperar el tratamiento del Senado. Resta seguir reclamando una Educación Sexual Integral. Afortunadamente, el empoderamiento de las mujeres llegó hace rato. 

Más Voces

Más Voces en la actualidad fueguina. Portal de noticias.

Boletín de noticias